En esta serie, le presentamos a los ganadores de los Premios a la Excelencia Global de Goldcorp.  Los Premios fueron lanzados en 2014 y se celebran todos los años para celebrar la excelencia y reconocer los logros y éxitos alcanzados por las personas y los equipos de toda nuestra organización que están pensando de manera innovadora, encontrando formas de mejorar nuestro negocio y apoyando nuestra visión de Juntos, Creando Valor Sostenible.

El proyecto Borden de Goldcorp, la primera mina subterránea totalmente eléctrica de Canadá, es ampliamente reconocida como un caso para la innovación y como precursora del futuro de la minería. Convertir esta visión en realidad implicó liderazgo, excelencia operacional, cumplimiento estricto con los estándares de salud y seguridad y sólidas asociaciones con la comunidad, lo que hizo que el equipo de Borden ganara el primer Premio Global a la Excelencia en la nueva categoría de la Innovación y Excelencia General.

Desde las etapas de planificación inicial, se establecieron mecanismos formales en Borden para conectar y comprometer a la comunidad local. Se introdujeron canales de retroalimentación y protocolos de daños a la propiedad. Se organizaron eventos comunitarios. Se lanzaron iniciativas de patrocinio, y se ofrecían actualizaciones regulares a los grupos comunitarios y a los medios locales sobre el progreso y los planes del proyecto.

Para apoyar a los negocios locales y minimizar la huella de la mina, se usó la infraestructura actual de la comunidad en la medida de lo posible. Se hizo un trato con una tienda local de autopartes, por ejemplo, para administrar el inventario de la mina en lugar de construir un depósito en el lugar. Las viviendas ya existentes en la comunidad se usaron también para alojar a los trabajadores que provenían de otros lugares, lo que eliminó la necesidad de crear un campamento.

Se tomaron medidas específicas también para incorporar las visiones de las comunidades de las Primeras Naciones sobre el diseño del proyecto con progresos mensuales y quincenales programados para apoyar el proceso formal de consultas. El conocimiento tradicional de especies de plantas nativas se usó durante la reclamación luego de la exploración para que las áreas afectadas fueran restauradas a su estado natural. Los montones de rocas de la mina se usarán como relleno subterráneo con planes de devolver el área a una cuenca natural.

La calidad del agua es una preocupación prominente en la comunidad. Al trabajar con socios de las Primeras Naciones, se tomaron medidas estrictas para controlar los escurrimientos de agua pluvial. Se diseñó una laguna de infiltración para retener precipitaciones durante siete días seguidos antes de realizar la descarga. Una vez que se alcance ese punto, el agua descargada será desviada hacia el norte de Borden Lake a través de un sifón recientemente construido bajo la autopista provincial.

El personal de Borden controla de cerca y prueba la calidad del agua de la mina con frecuencia. “En septiembre de 2017, se observó un problema antes de la descarga y llevó meses antes de que pudiéramos entender lo que estaba sucediendo”, observó Maarten van Koppen, Ingeniero Sénior del Proyecto. “Durante ese tiempo, no se descargó ni una gota de agua hasta que el tema se pudo controlar”. Sofisticados sensores y sistemas informáticos computarizados continuamente controlan el contenido químico del agua descargada para proteger la vida acuática. Si se alcanzan límites específicos de calidad, las bombas se cerrarán automáticamente.

Para reducir el impacto de la mina en los residentes, la infraestructura de superficie tales como oficinas, el garaje de mantenimiento, pilas de materiales de mineral de bajo grado y área de almacenamiento, fue trasladada lejos de Borden Lake hacia el norte, lo que ayudó a minimizar la polución de ruido y luz y mejoró las relaciones con los propietarios de cabañas. El equipo de Borden también trabajó de cerca con las Primeras Naciones locales para identificar una ubicación ideal del portal sobre el lado de la pendiente natural que se aleja del lago. “Pudimos diseñar la rampa con mínimas esquinas hacia el corazón del depósito”, dijo van Koppen. “La reducción de las esquinas es más fácil en equipos, más fácil para manejar equipo inalámbrico y finalmente más seguro para los operadores”.

Al reemplazar equipo móvil diésel con vehículos eléctricos a batería, Borden espera reducir los costos de operación en más de $9 millones por año debido a la eliminación de aproximadamente dos millones de litros de combustible diésel y con necesidades reducidas de ventilación, una disminución correspondiente en propano y electricidad. Cuando comience la producción comercial en la última mitad de 2019, la mina espera reducir las emisiones anuales de efecto invernadero en más de 7,000 toneladas, o una reducción del 70 % por encima de la línea base de la mina.

La eliminación de diésel no solo ofrece un ambiente laboral más seguro sino que también reduce el riesgo de derrames de hidrocarburos. La reducción de la contaminación del aire beneficia a los residentes y a la vida salvaje particularmente en la eliminación de material particulado diésel que puede posarse en la nieve y absorber el calor del sol lo que contribuye al cambio climático.

Van Koppen destaca que usar equipo eléctrico no significa comprometer la producción. “La mayoría de las decisiones, desde planificación a operación, fueron tomadas para asegurar que todos nuestros costos de mantenimiento se mantuvieran alrededor o por debajo de la marca de $700 dólares estadounidenses/onzas. Borden tiene un rendimiento tal como se programó según cronograma y por debajo del presupuesto”.

Desde el año pasado, Goldcorp firmó un importante Acuerdo de Impacto y Beneficios (IBA) con tres comunidades de las Primeras Naciones relacionadas con el proyecto de Borden con disposiciones para empleo y capacitación, oportunidades de contratación y negocio, junto a un marco de coparticipación de ingresos y permisos reglamentarios.

Al reconocer a Borden como líder en innovación minera y uno de los primeros usuarios de tecnología limpia, el gobierno de Ontario invirtió $5 millones en la implementación de su flota totalmente eléctrica a través de su programa de gas invernadero. Esto coincidió con una inversión de $5 millones del gobierno canadiense financiado por el Programa de Crecimiento Limpio de Recursos Naturales de Canadá lo que ayudó a compensar los costos de capital.

En numerosos frentes, desde el trabajo cooperativo con la comunidad y con las Primeras Naciones, asociaciones con negocios locales, trabajo en equipo con fabricantes para desarrollar equipo a medida, hasta la protección del medio ambiente, Borden ejemplifica la visión de Goldcorp de Juntos, creando valor sustentable.

Suscribirse

Suscribirse a las actualizaciones del blog