Hoy, en el Día Internacional de la Madre Tierra, se nos recuerda que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan vida y sustento. Dependemos de hasta las más pequeñas criaturas, como las mariposas, avispas y moscas, y en especial, de las abejas, para polinizar los cultivos que nos proporcionan un tercio de todos nuestros alimentos, y un mundo sin ellas sería devastador. Las abejas juegan un rol importante para el proceso de recuperación de Goldcorp, debido a que ellas son capaces de polinizar y mejorar nuestros esfuerzos de reforestación.

Se introdujeron abejas melíferas en el sitio de recuperación Coniaurum de Porcupine en 2008 para fomentar la polinización y el desarrollo de plantas. El paisaje floreció y se incrementaron las colonias de abejas saludables y la producción de miel. Sin embargo, los largos meses de invierno en el norte de Ontario han tenido un efecto significativo en la disminución de las poblaciones locales de abejas.

Con el propósito de abordar este problema, cuatro escuelas locales participaron en una competencia financiada por Goldcorp y se les desafió a crear una colmena que pueda soportar los largos inviernos e incrementar las tasas de supervivencia de las abejas. El proyecto también apoyó el currículo que apunta a proporcionarle a los estudiantes la oportunidad de diseñar y crear un producto que proporcione servicios a diversas áreas o industrias tecnológicas lo cual, a su vez, desarrolla la concientización acerca de los problemas medioambientales y sociales. Los equipos de estudiantes de las escuelas Roland Michener Secondary School, École Secondaire Catholique Thériault, Timmins High & Vocational School y el O’Gorman High School se abocaron a diseñar y construir colmenas aisladas y fueron guiados por René Bertrand, quien dirige la Asociación Ecológica de Apicultura de Timmins (TEBA, por sus siglas en inglés).

Las escuelas presentaron sus productos finales el 31 de marzo de 2017. La escuela O’Gorman High School recibió $250 por ser los mejor preparados mientras que École Thériault se quedó con $250 por ser quienes mejor aprovecharon los materiales. Se entregarán más premios ya que la TEBA continuará supervisando las colmenas durante el verano. La colmena que produzca mayor cantidad de miel recibirá $500, la colmena que alcance más rápido una determinada cantidad de abejas recibirá $500 y se premiará con $1,500 a la colmena cuyas abejas sobrevivan al invierno.

La investigación y los diseños de los estudiantes impresionaron a Bertrand, teniendo en cuenta que una de ellos podría ser la futura colmena del norte de Ontario. “Si el 60 % de las abejas sobrevive al invierno en Timmins, no necesitaré comprar más del sur ni arriesgarme a traer enfermedades al norte”, señaló Bertrand.

El Gerente de Sustentabilidad de Porcupine, Bryan Neeley, dijo: “El proyecto con los estudiantes de las escuelas secundarias locales incrementará la concientización acerca de la población de abejas y lo que estamos haciendo con ellas, pero además desarrollará y tratará de encontrar la siguiente mente brillante que enfrentará las bajas tasas de supervivencia de las abejas en Timmins durante el invierno”.

El proyecto tiene implicaciones más amplias, dado que las poblaciones de abejas están disminuyendo en todo el mundo. A Bertrand le gustaría ver más inversión en investigación para la supervivencia al invierno. “Ahora mismo no representa un gran impacto, porque la agricultura no es lo suficientemente grande en esta región en este momento; sin embargo, si se invierte dinero para aprender cómo mantener con vida a nuestras abejas durante el invierno, esto hará una gran diferencia”.

Suscribirse

Suscribirse a las actualizaciones del blog