En Goldcorp, la protección de recursos naturales es una prioridad. Trabajamos para disminuir nuestra huella hídrica mediante la reducción de nuestro consumo y nos aseguramos de que cualquier agua que utilicemos vuelva de manera segura y limpia al entorno. En reconocimiento al Día Mundial del Agua instituido por las Naciones Unidas y que tuvo lugar el 22 de marzo de 2015, les ofrecemos una de dos partes sobre las iniciativas hídricas en nuestras operaciones. En ésta primer parte, compartimos el proceso sobre cómo el Domo del Molino de las Minas de Oro Porcupine redujo su consumo de agua potable a casi un cero por ciento.

Reducción del Uso de Agua Potable a Casi Cero Por Ciento

Aunque la minería es una industria que consume mucha agua, el compromiso de Goldcorp a través de su visión ambiental, Nuestro Planeta. Nuestras Decisiones. Nuestro Legado., se enfoca en la preservación y la conservación del agua. En todas las operaciones, la empresa prueba nuevos esquemas para reducir y reciclar.

Por ejemplo, hace tan sólo unos años, el promedio de uso del agua potable en el Molino del Domo de las Minas de Oro Porcupine (PGM), era del 22 %, del porcentaje total utilizado para procesar el mineral. Pero PGM estaba decidida a reducir este número para que fuera lo más cercano posible a cero y así llevar el uso de agua recuperada al 100 % para afectar de manera positiva la huella ambiental y al mismo tiempo, reducir los costos de funcionamiento durante el tiempo de vida de la mina.

Tradicionalmente, se utilizaba el agua potable del Lago Porcupine para procesar el mineral. El objetivo de PGM era utilizar el agua recuperada en todos los ámbitos, lo que podría conservar los recursos naturales y reducir la necesidad de tratar y descargar agua desde la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

Para asegurar que este objetivo fuera factible sin que tuviera efectos perjudiciales sobre el procesamiento del mineral, Goldcorp comenzó en un periodo de prueba de tres meses con resultados positivos: no se utilizó agua potable y no se produjeron efectos negativos.

Luego se hicieron modificaciones a largo plazo al Molino del Domo, que incluyen tuberías y válvulas nuevas, además de dar un uso nuevo a los tanques de agua antiguos. Se mejoraron las tuberías de agua desde el Lago Porcupine al molino y el tanque contra incendios para asegurar una operación continua de bombeo además de prevenir que las tuberías se congelaran en invierno y que la disponibilidad de agua potable durara todo el año en casos de emergencias, como en los incendios.

Hoy en día, los tanques de agua potable renovados del molino se utilizan para almacenar el agua recuperada, con el flujo y los niveles gestionados automáticamente con medidores magnéticos y válvulas de control programables.

El costo total de las modificaciones fue de aproximadamente 170 mil dólares, con un retorno de la inversión considerable. El promedio mensual del consumo de agua potable bajo más de cien mil metros cúbicos y los costos de tratamiento de agua descendieron en aproximadamente 500 mil dólares por año.

Otro hecho de alto impacto es que se requieren menos elevaciones de la presa durante la vida útil de la mina, pues generalmente la elevaciones se realizan cada tres o cuatro años. Cada levantamiento de la presa cuesta aproximadamente entre cinco y seis millones de dólares; sin embargo, PGM no necesitó levantar su presa en el año 2014 como se había programado.

Felicitaciones al equipo del Molino del Domo de la Mina de Oro Porcupine por reducir tanto su uso de agua como el impacto ambiental de una manera innovadora.

¿Cuáles son algunas maneras en las que conserva el agua en su hogar o negocio? Comparta su opinión en la sección de comentarios.

Suscribirse

Suscribirse a las actualizaciones del blog