mayo 25, 2012

El papel oculto del oro en la tecnología

inovación, tecnología

El doctor Trevor Keel, jefe de Proyectos de Tecnología del Consejo Mundial del Oro explica porqué el oro sigue siendo el material preferido para equipos electrónicos seguros y de alto rendimiento, y comparte información sobre novedosas aplicaciones del nano oro en tecnologías “verdes”.

Siempre que cuento la historia del oro y la tecnología la gente queda sorprendida y fascinada. Las personas relacionan automáticamente los metales preciosos como la plata y el platino con aplicaciones industriales; sin embargo, en el caso del oro, predomina la conexión con las joyas y los mercados inversionistas, lo cual es comprensible. La demanda del oro a nivel industrial no es tan grande, pero cada año, el uso cercano de 450 toneladas representa una demanda general de aproximadamente un 11%.

La mayor proporción de estas 450 toneladas se emplea en el sector de la electrónica. El oro se encuentra presente en muchos objetos y dispositivos que usamos diariamente sin darnos cuenta. La computadora en la que está leyendo este blog contiene oro. El sistema de frenos del automóvil con que fue al trabajo esta mañana funciona en forma segura y eficiente gracias al oro. Incluso su teléfono móvil contiene más de $1 de este metal amarillo.

La gente a menudo se pregunta porqué un material tan caro y precioso se ha transformado en un elemento tan importante en las aplicaciones electrónicas. La respuesta es bastante simple y radica en la ciencia básica de los materiales. Lo más importante es que, a diferencia de otros metales, el oro no se corroe ni degenera en su forma básica. El oro también es un metal blando y fácil de trabajar, lo que significa que se puede usar para crear alambres muy finos, o bien láminas muy delgadas. La combinación de estos dos factores permite conseguir un material altamente conductivo para la electricidad, estable y fácil de trabajar; es decir, un material perfecto para las necesidades de la industria electrónica. De hecho, el 2011 fue el año récord para el uso del oro en la industria: más de 320 toneladas del metal se emplearon en los equipos electrónicos que usamos todos los días.

Las propiedades del oro básico, como describiéramos, son conocidas y se han aprovechado durante años. No obstante, y en particular por la fluctuación del precio del oro, ¿qué se puede esperar de su uso a nivel técnico en el futuro? Pues bien, la aparición de una rama de la ciencia conocida como nanotecnología ha revigorizado la investigación en este metal, y en la actualidad estamos comenzando a observar avances en una serie de campos interesantes. No es complicado transformar el oro es diminutas nanopartículas, y estas pequeñas partículas (que son miles de veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano) cuentan con propiedades fascinantes. De hecho, el “nano oro” es desde todos los puntos de vista un material nuevo cuando se compara con el oro básico; por ejemplo, las partículas pueden ser reactivas y muestran una serie de propiedades ópticas fuera de lo normal.

Como ejemplo de la promesa del nano oro en futuras tecnologías podemos mencionar su papel como catalizador. De la misma manera como empleamos el oro en la electrónica, todos dependemos de catalizadores, pero pocas personas saben realmente de qué se trata; los catalizadores son otra tecnología “oculta” extremadamente importante. Los catalizadores permiten que las reacciones químicas se consigan en forma rápida y con desechos limitados. Todos los productos químicos básicos, como por ejemplo los plásticos, pasan por un catalizador durante la producción final, y conseguir un producto final en forma más rápida y eficaz es beneficioso para todos.

Muchos metales preciosos son catalizadores importantes y en los últimos años hemos visto que el oro no es la excepción. Hoy en día, el oro forma parte de una fórmula comprobada para catalizadores de automóviles que, junto con el platino y el paladio, es capaz de remover gases de escape nocivos de vehículos diésel. También se está usando cada vez más en algunos procesos químicos. El nano oro es igualmente prometedor en áreas de tecnología “limpia”. En trabajos experimentales se ha observado que la eficacia de las celdas solares se puede mejorar con la incorporación de nanopartículas de oro en las células, y el uso de un revestimiento delgado de nanómetro podría ser potencialmente de gran valor para mejorar la durabilidad de la próxima generación de tecnologías de celdas de combustible. El nano oro también podría jugar un papel importante en la medicina del mañana. De hecho, más adelante escribiré otro blog sobre este tema.

En suma, la historia del oro no sólo se limita a su uso en joyería y bóvedas relucientes de lingotes. Este metal se encuentra oculto en una serie de objetos y dispositivos que usamos diariamente, ayudando en forma silenciosa y eficaz a conectar al mundo. Las tecnologías del futuro podrán beneficiarse del uso del nano oro, un material que puede ser la verdadera esencia de lo que llamamos valor sostenible: una pequeña cantidad de oro usada en forma inteligente y eficiente puede ayudar a solucionar algunos de los desafíos más importantes del mundo. Para Goldcorp y el Consejo Mundial del Oro esto representa una parte importante en el futuro del oro y estamos trabajando para asegurar que las tecnologías más prometedoras se transformen en productos reales que beneficien a todos.

Dr. Trevor Keel
Goldcorp es una empresa miembro del Consejo Mundial del Oro, un organismo de desarrollo de mercados cuyos miembros incluyen a los más importantes productores de oro del mundo.

Suscribirse

Suscribirse a las actualizaciones del blog